Las áreas de cultivo y eriales surgen como resultado de la acción del hombre sobre el medio, dando lugar a la aparición de un nuevo ecosistema con características particulares.


Estos paisajes abiertos, de suave relieve y de fuerte carácter estepario son la despensa para la fauna, ya que les facilita la búsqueda de alimento (grano) y además son zona de caza para las rapaces ya que encuentran gran variedad de presas asociadas a los cultivos y eriales. La mayoría de las aves que habitan en zonas de cultivo, suelen nidificar en el suelo, presentan plumajes crípticos, vuelo rápido y conducta escondidiza, lo que les facilita pasar desapercibidos ante los depredadores.

 

El Parque Regional presenta una larga tradición agraria, que deriva fundamentalmente de sus condiciones climáticas y topográficas. Actualmente el 37,95 % de la superficie del Parque corresponde a tierras de cultivo. Los cultivos dominantes son los de cereales, en especial en las zonas meridionales, en cambio los leñosos tan sólo representan un 9,38 % de las tierras cultivadas.

Vegetación

CEREAL
Los cereales componen un conjunto de plantas herbáceas cuyos granos o semillas se emplean para la alimentación humana o del ganado. El cultivo más abundante en esta comarca es la cebada. Los cultivos cerealistas poseen un alto valor ecológico por la fauna que albergan.

VID (Vitis vinifera)
Es un arbusto pequeño de tronco retorcido, cuyo fruto es la uva. Ha sido cultivado desde la antigüedad, existiendo evidencias de este hecho ya en el neolítico, en la región de Egipto y Asia Menor. La extensión de este cultivo por la cuenca mediterránea se produjo a manos de griegos, romanos y fenicios.

OLIVO (Olea europa)
Es un árbol longevo que puede alcanzar 15 metros de altura. Desde tiempos remotos el olivo ha sido cultivado para obtener aceite. El aceite de oliva tiene múltiples usos siendo el más común el culinario, aunque también es utilizado para la elaboración de cosméticos. El olivo es el símbolo más antiguo de la humanidad, hoy en día también es símbolo de paz y de vida.

Aves

Cernícalo Primilla (Falco naumanni)
Migrador estival. Es una rapaz de pequeño tamaño que anida en antiguos edificios como iglesias, castillos o palomares. Se alimenta principalmente de insectos y otros invertebrados aunque también caza pequeños roedores, lagartijas o ranas. Sus mayores amenazas son el uso generalizado de pesticidas, la disminución de presas y el abandono de los campos de cultivo.

Perdiz (Alectoris rufa)
Es un ave que nos resulta muy familiar asociada a campiñas mediterráneas con agricultura poco intensiva y con cobertura vegetal para poder esconderse de sus depredadores.
Ya que es la base de alimentación de muchas rapaces, sus problemas de conservación principalmente es el abandono de los cultivos tradicionales.

Avefría (Vanellus vanellus)
Migradora, fácil de reconocer, es blanca y negra con distintivo copete. Para su observación el mejor momento es el invierno, ya que se unen en bandos grandes en zonas de cultivo. Su mayor amenaza es el cambio de uso de territorio.

Mamíferos

Topillo común (Microtus)
Son de tamaño pequeño. Se diferencian de los ratones por tener un cuerpo robusto, cola corta, orejas pequeñas y hocico redondeado. Su pelaje es de color grisáceo. Tienen hábitos nocturnos y se alimentan de raíces, semillas, hojas y frutos. Viven en madrigueras no muy profundas.

Ratón común (Mus mus)
Son roedores pequeños, de color pardo. Destaca la larga longitud de sus orejas y la cola, que puede llegar a medir lo mismo que la cabeza y el cuerpo. Son muy ágiles y nerviosos en sus movimientos, saltan y trepan con facilidad. Se alimentan de raíces, semillas, hojas y frutos. Viven en madrigueras.

Conejo (Oryctolagus cuniculus)
Al atardecer salen de sus madrigueras para alimentarse de hierbas, raíces y frutos (la base de alimentación de multitud de depredadores). El nombre de la Península Ibérica, proviene de los fenicios, para los que el término Iberia significaba "tierra de conejos". Viven en toda España, en especial en el suroeste. Su mayor amenaza son las enfermedades víricas como la mixomatosis y la neumonía vírica. También sufren una alta mortalidad por los atropellos.