Características geológicas-geomorfológicas

La Geología del Parque se puede desglosar, a groso modo, en tres grandes unidades:

  • Zona montañosa comprendida por la Sierra de Guadarrama,
  • Zona de transición conocida como Rampa de la Sierra
  • Zona hundida denominada Cuenca del Tajo.

En este corte geológico se observan las tres unidades. La formación de dichas unidades está relacionada con la presencia de una gran fractura conocida como Falla Sur.

La Sierra de Guadarrama se encuentra situada entre las provincias de Madrid, Segovia y Ávila. Está formada por una cadena de montañas con orientación noreste-suroeste y tiene una longitud de unos 80 kilómetros.

Se encuentra formando parte de una unidad montañosa mayor como es el Sistema Central. Este, a su vez, divide la Meseta Central Ibérica en dos submesetas, constituyendo un límite para las cuencas hidrográficas de los ríos Tajo y Duero.

La geomorfología de este espacio natural, viene condicionada por las unidades geológicas anteriormente descritas. Así pues, desde la falla hacia el norte predomina el paisaje de bolos graníticos, mientras que hacia el sur dominan las formas y depósitos originados por las corrientes fluviales sobre los materiales sedimentarios, es decir, principalmente cárcavas, barrancos, terrazas y llanuras.

Geología y Geomorfología