Origen y evolución geológica

Era Primaria (Paleozoico): Tiene lugar la Orogenia Hercínica. La colisión de dos grandes masas continentales genera una extensa cordillera conocida como Macizo Hercínico. De este contexto datan las primeras rocas que formarán la Sierra de Guadarrama. Nos referimos principalmente a granitos y neises.

Era Secundaria (Mesozoico): La enorme cordillera montañosa sufre fuertes procesos erosivos, quedando arrasada. Esto, sumado a la continua subida y bajada del nivel de las aguas oceánicas, provoca que las rocas dominantes en este periodo sean sedimentarias (principalmente calizas, margas y areniscas).

Era Terciaria (Cenozoico): Se produce una nueva Orogenia denominada Alpina. El choque de África con la Península Ibérica "arruga" la corteza continental formando el Sistema Central, naciendo así la Sierra de Guadarrama. La posterior fragmentación en bloques de la Sierra, el nacimiento de la red hidrográfica actual y la erosión, empiezan a configurar los paisajes serranos y sus alrededores.

Imagen de la fragmentación en bloques que configuró la Sierra de Guadarrama

Era Cuaternaria: Se establece una glaciación en el Hemisferio Norte. En la actualidad aún quedan vestigios de los glaciares en la Sierra de Guadarrama.

Hace 8.000 años se estableció el último periodo interglaciar, subieron las temperaturas y los hielos se retiraron hasta los casquetes polares. Este deshielo ayudó a consolidar la red de ríos de la Sierra de Guadarrama. La fuerza del agua generó valles y terrazas, dando lugar a la morfología actual del paisaje.

Geología y Geomorfología