Hidrografía

El Río Guadarrama nace en la sierra madrileña del mismo nombre, recogiendo las aguas que bajan desde el Puerto de la Fuenfría, Cerro Ventoso y Siete Picos, por los arroyos de la Vega y Navalmedio.

Desde su nacimiento hasta que tributa sus aguas al Río Tajo, ya en la provincia de Toledo, el río describe un largo recorrido de norte a sur. Su principal afluente es el Aulencia.

En su curso se distinguen tres tramos bien diferenciados:

El Tramo Alto o Serrano: Se caracteriza por el fuerte desnivel que salvan sus aguas. Posee un fuerte poder erosivo que se manifiesta en los estrechos valles que modela.

El Tramo Medio: Discurre por el pie de monte, presentando un menor desnivel, lo que ocasiona una menor velocidad de sus aguas y por lo tanto un menor poder erosivo.

El Tramo Bajo: Atraviesa la llanura sedimentaria. Como la pendiente es escasa, el río fluye con lentitud, produciéndose la sedimentación de los materiales erosionados en los tramos superiores.

Río Guadarrama - Perfil de su curso