Patrimonio Cultural

El nudo orográfico del Sistema Central en el que nacen el Eresma, Lozoya, Guadarrama y Manzanares era conocido en época tardorromana como Aquae Dirrama > Guaderrama, ‘divisoria de aguas', por ser la separación de los ríos que van a dar al Duero y al Tajo. En época islámica el nombre fue reinterpretado por el árabe como Guadarrama - Wadi a-Ramel ‘río del arenal'.

Su curso rectilíneo era aprovechado en sus incursiones hacia Toledo por los cristianos, por lo que fue fortificado por los musulmanes con una serie de almenaras o atalayas -como la de Torrelodones- y un castillo o medina, fundado en el s. X con el nombre de Qalat Jalifa ‘castillo del califa', cuyo territorio abarcaba todo el curso medio del río, coincidiendo con lo que hoy es Parque Regional.

Durante la Baja Edad Media pasó a manos segovianas, formando parte del llamado Sexmo de Casarrubios.

Lugar de paso de los caminos de Extremadura a Madrid, de Toledo a Segovia y de Madrid a los Sitios Reales de San Lorenzo de El Escorial y La Granja, el patrimonio histórico del Parque es muy abundante: presas y molinos, caminos y puentes, atalayas y castillos son testimonios de un interesante pasado.